Post

DÍA INTERNACIONAL DE LA DANZA

Hoy 29 de abril del 2018, un año más, se celebra el día internacional de la danza. Esta vez el diario el país, en su sección de cultura , se hace eco de cómo han afrontado el reciclaje algunos bailarines, que han sido figuras relevantes de la Danza Española. Una realidad que afecta a un sector profesional poco valorado y cuya situación es desconocida para la inmensa mayoría de los ciudadanos. Se puede ver el reportaje completo en el siguiente enlace:

https://elpais.com/cultura/2018/04/28/actualidad/1524901932_968747.html

Se agradece la colaboración de todas las personas que  han hecho posible dar luz a esta situación, a la plataforma de Danza T, por su lucha en buscar salidas profesionales a los bailarines cuando dejan de bailar.

seguimos !

 

EL BAILARÍN FRENTE AL ESPEJO.

El bailarín necesita un espejo. Pasamos muchas horas mirándonos en él, pero… ¿qué es lo que realmente vemos? ¿Por qué lo necesitamos? El espejo no siempre nos alimenta el ego. Empieza a convertirse en una cárcel, en el momento que la danza se impone en el cuerpo del bailarín que busca una imagen exacta, un movimiento preciso que debemos proyectar y que nos esclaviza. El espejo nos critica, nos condiciona, pero también nos ayuda a aprender una manera de ver y mirar nuestros gestos y los del otro. Fijarse en formas, líneas de movimiento, direcciones, posiciones...hasta incluso buscar una imagen que se vuelve sonora; el zapateo. Imagen plástica de un sonido, un movimiento de pies que percuten contra el suelo, con un gesto concreto, que el espejo nos muestra  y que de nuevo nos condiciona, ya que nos llevará a un sonido u otro...

pies frente al espejoAlumnas de la escuela de María Mata

El reflejo nos hará ver con los ojos aquel movimiento que nuestro cuerpo no siente. Entonces, ¿significa esto que el espejo sustituye la falta sensaciones físicas? ¿y las emocionales? Probablemente, ver nuestra imagen, nos ayude a aprender los movimientos que llevan a la belleza estética, pero seguramente, sólo con esas formas externas y precisas, no se consiga el poder de transmisión que la mirada hacia el interior conlleva y que conmueve. Forma y fondo, palabras que se dan la mano y que a veces se separan. Ahí reside realmente la dificultad en la relación del bailarín con el espejo, una relación que se impone a ser  sana, y que no siempre llega a serlo.

Expresión y forma.

Uno frente a sí mismo.

foto maquillandome color

Rosa de las Heras

REFLEXIONES SOBRE MI MÉTODO DE ZAPATEADO FLAMENCO

En una escuela de baile uno tiene la oportunidad de aprender a bailar, pero no por ello necesariamente comprender el baile. Es decir, un alumno puede repetir a la perfección los pasos que un maestro le marca pero no por ello entender lo que está haciendo. Este DVD te ofrece la posibilidad de no sólo aprender a zapatear sino además adquirir el conocimiento rítmico necesario que todo aprendizaje percusivo, a mi parecer, debería incluir. Con esto no quiero decir que sea la manera exclusiva, ni única de aprender a zapatear, sino es una herramienta que ofrece un conocimiento no tratado hasta el momento...

zapatos

Mi forma de aprendizaje fue de una manera tradicional, en una escuela de baile. Empecé mis estudios de baile a la par que los de música. Terminé ambos estudios en el conservatorio y posteriormente me formé con diferentes maestros y en diferentes trabajos. He simultaneado la parte de intérprete con la docencia, priorizando en estos últimos años la parte docente, y trabajo actualmente en la Universidad Internacional de la Rioja. Al estudiar me di cuenta de determinadas carencias en la enseñanza de la danza con respecto a la de música, sobre todo en lo que ser refiere al aspecto rítmico del baile. El zapateado aunque no es la única, es una parte fundamental en el baile flamenco. Hacer música con los pies me parece algo muy terrenal y visceral. El aspecto del zapateado identifica considerablemente el baile flamenco. Los bailaores zapateamos, tocamos las castañuelas..., en definitiva hacemos ritmo, música. Somos percusionistas a la vez que bailaores. El estudio del zapateado debería tener la misma educación auditiva y conocimiento de lenguaje musical rítmico que cualquier instrumento de percusión, que sin embargo no tiene. Con los años, he podido canalizar esta inquietud por interaccionar la danza y la música a través de una tesis doctoral sobre la enseñanza del zapateado flamenco que defendí en 2011 en la universidad Rey Juan Carlos. Como muestra de esta investigación es la publicación de mi metodología en un Libro-DVD que produce flamenco live. Como toda investigación requiere, uno debe analizar las distintas metodologías existentes, y demostrar mediante un estudio serio, riguroso y científico que tu método aporta algo nuevo al conocimiento, en este caso, al aprendizaje del zapateado flamenco. He introducido además la creación de una notación informatizada del zapateado en un editor de partituras, al igual que se haría con cualquier instrumento de percusión y que se puede ver en el DVD simultáneamente con los ejercicios propuestos. Aplicando así también, el uso de las tecnologías emergentes en la enseñanza.

El ritmo es una de las partes fundamentales de la música flamenca y se puede enseñarExisten muchas formas de aprendizaje en el baile flamenco, escuelas, en ambientes festivos (fiestas privadas, públicas), en compañías, tablaos... uno aprende la lengua materna de manera natural e inconsciente, pero se aprende. Al igual ocurre en el flamenco, el encontrarse en determinados ambientes familiares o en determinadas zonas de uso, sobre todo en Andalucía donde el flamenco se encuentra presente en romerías, Semana Santa, zambombas en Jerez... favorece el aprendizaje, pero no es la única forma. Además en estos últimos años donde las tecnologías se están imponiendo, también en la enseñanza, no creo que el flamenco deba quedarse al margen.

El flamenco no sólo se puede enseñar en la universidad sino que creo que se debe enseñar en la universidad. El flamenco es objeto de estudio, como cualquier música y cualquier danza y también se puede estudiar de manera interdisciplinar: literatura, poesía, lenguaje, música, historia, danza... Es una vía en el campo de la educación que está siendo mínimamente tratada y que debe serlo, porque es importante que nuestras universidades, y no sólo en Andalucía, afronten una materia que ha sido descuidada hasta hoy, contribuyendo así, a dignificar uno de nuestros legados culturales más importantes, prestigiándolo e internacionalizándolo.

El modelo de transmisión del flamenco está cambiando,pero aún falta mucho para que se equipare al estudio de otras artes. De pequeña quise estudiar de manera oficial, guitarra flamenca y baile flamenco y al no existir estas especialidades de manera oficial en Madrid, cursé guitarra clásica y danza española. Desgraciadamente aún esta situación no se ha subsanado de manera total. Confío en que de aquí a unos años los alumnos de flamenco, puedan elegir la vía de aprendizaje, ya sea de manera oral, fiestas, en academias privadas, en tablaos... y también en conservatorios y universidades.

Paco de Lucía fue nombrado en 2010 doctor honoris causa por la universidad de Berklee. Este dato nos debería dar mucho que pensar...espero y deseo que esto cambie y que el flamenco tenga el reconocimiento que se merece aquí también en Españacomo parte importante que es de nuestra cultura.

 

EL ARTISTA LA DOCENCIA Y EL FLAMENCO

Cuando uno se dedica al arte, muchas veces, aunque no siempre,(a veces vivimos del aire) tiene la necesidad de pagar facturas, hacer la compra..., en definitiva ganar dinero y ese dinero, la mayoría de las veces, no proviene estrictamente del arte o de proyectos creativos personales.

Leyendo un artículo de Lucas Ospina titulado "de qué vive un artista", http://www.lasillavacia.com/elblogueo/lospina/22116/de-que-vive-un-artista, y aunque este artículo hace alusión sobre todo al artista plástico, me inspiré  para publicar este post en el blog.

cuadro Fany kano
obra de Fany Kano

Según este artículo (que recomiendo encarecidamente), me encuentro dentro de los artistas afortunados, pues estoy en la docencia artística dentro de la universidad. Sin embargo, no siempre la docencia artística en los distintos centros, se imparte con el suficiente rigor. Citando textualmente a Ospina: "un profesor de arte goza de un margen insólito de libertad, si los profesores de medicina dictaran sus clases como los profesores de arte dictan las suyas, graduarían asesinos en vez de médicos".

Y es que claro, todo el mundo tiene que comer, y más en crisis, aunque eso no debería justificar que se imparta el arte sólo como entretenimiento, pasatiempo, diversión... que el alumno lo pase bien... sí claro, el alumno lo debe pasar bien a cualquier edad, ¿pero esto significa priorizar lo lúdico al conocimiento? ¿acaso el aprendizaje no requiere un esfuerzo? ¿y el valor del esfuerzo? estos valores ya no están en alza... la forma, ahora está muy por encima del fondo, el mejor, el listo, es el que menos hace ... y así nos va... en un país que permanece a la cola de Europa en resultados académicos, donde los debates del flamenco siguen girando alrededor de frases como: "si esto es flamenco o no lo es, que si la pureza, que si el flamenco es andaluz..." Y mientras tanto, muchos extranjeros, grandes artistas flamencos, viven del flamenco muy dignamente, al margen de estos discursos...

Creo que el arte flamenco, debería empezar a tratarse de una vez por todas en España, como patrimonio de la humanidad, desde la competencia institucional y desde la labor personal, ética y responsabilidad de cada artista y docente.

comentarios